Conecta con nosotros

Basket

¿Quiénes son las Mineras de Cojedes?

Publicado

on

En las entrañas del país, ubicado en un rincón aparentemente olvidado por el resto del mundo, se encuentra el Gimnasio Federico Sánchez. Probablemente su nombre no resuene con mucha fuerza, pero en tiempos de antaño fue utilizado para albergar baloncesto de primer nivel. Hoy reluce de nuevo e intenta recobrar su prestigio gracias a un proyecto innovador: Mineras de Cojedes.

Se trata de la materialización de una herencia cultural y deportiva fuertemente arraigada en todo el estado. Si bien es cierto que grandes jugadores han destacado por su talento, las mujeres son las matriarcas de los tableros en ese pequeño pueblo de nombre «Tinaquillo». Podría decirse que ha sido una especie de cantera a lo largo de los años, de la que se han nutrido universidades e instituciones deportivas con grandes proyecciones.

Aunado a esto, Mineras también representa la integración del estado Cojedes al deporte profesional desde hace mucho tiempo. Su objetivo es participar en la venidera Superliga de Baloncesto Venezolano en su categoría femenina, junto a las otras franquicias que formarán parte de una expansión que muchos consideran necesaria.

Más allá de los minerales

En un principio, la identidad del conjunto puede llegar a resultar enigmática, incluso para los habitantes de Cojedes. Esta región se caracteriza por sus actividades agropecuarias y rurales, y a pesar de que sí ha habido importantes movimientos mineros, este no es tan representativo para los locales.

Sin embargo, la denominación de la franquicia tiene un significado más bien metafórico. «Este equipo fue concebido bajo la idea de que cada persona es una especie de mina, que tiene un potencial individual que puede ser explotado. Fue una idea del gobernador principalmente», afirmó Gerónimo Rodríguez, directivo de Mineras.

Es de conocimiento público que existe una estrecha relación entre la gobernación regional y el conjunto. De hecho, las autoridades locales han aparecido en diversas ocasiones dentro del Federico Sánchez y han ofrecido declaraciones sobre las aspiraciones y expectativas que se tienen de cara a la próxima temporada.

Una sede particular

En un principio se tenía previsto repetir aquel sistema que instalaron los Centauros de Cojedes en 1977. La idea era alternar entre San Carlos y Tinaquillo como sedes regulares al mismo tiempo. No obstante, se resolvió que «la puerta del llano» fuera el único hogar de las Mineras y surgió la idea del rejuvenecimiento del Gimnasio Federico Sánchez.

Aquel folclórico lugar fue fundado en octubre de 1959 y figura como uno de los recintos para baloncesto más antiguo del país. Sin embargo, el tiempo se encargó de hacer sus estragos y después de varias décadas de uso continuo —y algunas refacciones importantes que perdieron vigencia con los años—, el estado del sitio era calificado por muchos como deplorable. Paredes descoloridas, hileras de asientos incompletos, cuartos y salas corroídos…

Fue entonces cuando comenzaron los trabajos en el gimnasio. Resaltan especialmente las capas nuevas de pintura de colores amarillo y azul, alusivos al logo e identidad de la franquicia. Además, la directiva de Mineras afirma que se reacondicionaron espacios como camerinos, baños y salas.

El reto de la Superliga

Durante la primera mitad del año se anunció a Próspero Aquiles Terán como entrenador de las muchachas que representarían a Cojedes. Por aquel entonces, el gimnasio todavía no había comenzado los trabajos de remodelación pero igualmente los directivos estaban decididos a plantar cara a la venidera campaña de la Superliga Femenina. No obstante, el panorama se tornó confuso y la liga sufrió varias modificaciones en cuanto a su calendario, que se tradujeron en fechas pospuestas una tras otra.

Igualmente, había que darle forma al conjunto desde los tabloncillos. Si bien es cierto que la materia prima de baloncesto femenino es abundante en Cojedes, el nivel al que se tenían que enfrentar era altísimo por lo que tenían que buscar jugadoras en otros estados también. «El equipo es mixto. Tiene una pequeña base de basquetbolistas locales y esa es la idea. Si se le da continuidad a los trabajos de preparación, el número podría aumentar en un futuro. Pero para nadie es un secreto que participar solo con muchachas locales es muy complejo», sostuvo Terán al respecto.

Alexandra Blanco, capitana

A pesar de las vicisitudes, el trabajo continuó. Ya con una fecha más o menos clara, el entrenador comenzó a preparar la pretemporada en conjunto con los demás equipos de la región central (Taurinas y Cayenas principalmente), e iniciaron los partidos amistosos… Allí han podido ratificar algo que siempre tuvieron presente: no es sencillo conseguir jugadoras altas que puedan cubrir posiciones del poste bajo, y jugar sin ellas representa un pequeño obstáculo.

«Tenemos muchachas muy rápidas y nuestro juego es bastante fuerte. Es cierto que abajo necesitamos una chica alta, pero nosotras compensamos ‘guerreando’. Para eso son los partidos, para ver cómo nos adaptamos a este tipo de situaciones», indicó Alexandra Blanco, capitana del conjunto.

Finalmente, la propia Blanco hizo énfasis en lo favorable que puede resultar tener el público presente. De hecho, se refirió al inicio de la temporada como un posible «lleno total». Y es que ciertamente, Tinaquillo es considerado como un pueblo de una cultura del baloncesto profundamente arraigada. Sin embargo, la presencia del público durante los encuentros amistosos no ha sido notable, aunque esto puede llegar a ser algo común en este tipo de instancias preparatorias.

Ángel Torres

1 Comentario

1 Comment

Salir y deshacer

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te lo pierdas

La Hiena Sport © Todos los derechos reservados